Sólo sé que no sé nada

“Solo se que no se nada”
Socrátes.

La inquietante idea de que la consciencia es un producto neuronal de la actividad del cerebro. Plantea la duda entre realidad y fantasía. ¿Somos producto de nuestro cerebro?, ¿eso que llamamos realidad es todo lo que somos?, o es lo que podemos comprender, ¿somos la ilusión de la mente?. Nuestra conciencia es el producto de la mente, ¿Es actividad neuronal del cerebro?. Las últimas conclusiones de los neurocientíficos no parecen haber avanzado mucho desde la idea de consciencia de Sócrates.

El conocimiento es más un universo de posibilidades que un punto de partida.La percepción de que cada nuevo descubrimiento demuestra la ignorancia de eso que pretendo conocer, me hizo plantear la espiral como la forma de expresar: La sabiduría no consiste en la simple acumulación de conocimientos, sino el poder afirmar, con plena conciencia, “sólo sé que no sé nada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*